Hay una cosa que te quiero decir

Branding / Creatividad / Publicidad
Escrito por bang, 18-12-2014
Para el año que viene quiero muchas más historias navideñas que nos hagan sonreír y muchas menos historias que nos hagan sentir vergüenza ajena.

Melchor, Gaspar, Baltasar, hay una cosa que os quiero decir…

Queridos Reyes Magos:

Este año hemos sido buenos, quizás un poco mejores que el año pasado, aunque seguro que el año que viene podemos seguir mejorando. Y es que siempre nos hemos puesto el listón muy alto, pero eso es lo que nos hace intentar superarnos siempre. La Navidad es una época muy dulce para la publicidad, siempre se esperan grandes campañas y, en ocasiones, se consiguen.

Hay veces, que de una manera intencionada, nos olvidamos de mostrar tanto el producto y de vender (que es lo que hace la publicidad), y contamos bonitas historias que hacen que el público se enganche. Aunque las campañas para Navidad empecemos a gestarlas cuando todavía vamos en mangas cortas, sacamos nuestro espíritu navideño y nos esforzamos en seguir creando esa magia navideña que hace que no nos importe ver determinados anuncios y que incluso los esperemos ansiosamente (como es el caso de Freixenet o el anuncio de la Lotería).

Para el año que viene quiero muchas más historias navideñas de esas que nos hacen sonreír y muchas menos historias de esas que nos hacen sentir vergüenza ajena. Quiero más anuncios que me sorprendan, no tanto por los decorados navideños, sino por lo que nos dicen.

También quiero grandes frases. No tienen por qué ser  inteligentes o muy pensadas, prefiero frases sencillas, de las que podríamos usar todos los días. Frases como las de “Hola, soy Edu, Feliz Navidad” o “Vuelve a casa por Navidad”. Dos frases míticas navideñas que surgieron de turrones El Almendro y de Airtel.

Es un pequeño recopilatorio de los anuncios de El Almendro, atención al primero, ¡salen fumando!

Quiero ‘menos es más’, no hace falta grande producciones dignas de El Señor de los Anillos para felicitar la Navidad. Otra cosa que me gustaría pediros es más tripletes como el que ha hecho Ikea. Es difícil que no te guste alguno de los tres porque hay para todos los gustos, más divertidos, más irónicos y más sentimentales:

1. La otra Navidad:

2. La otra carta:

3. Navidad Ikea:

Quiero que cada vez tengamos menos que envidiar a otros países en Navidad, aunque ellos sigan sorprendiéndonos así de bien:

Ejemplo: anuncio centro comercial Londres.

Pero, como decía, en España ya no tenemos nada que envidiar a ese centro comercial, porque tenemos otro que nos ha sorprendido bastante:

Poco a poco nos vamos despidiendo de los tópicos de la Navidad, aunque es imposible que no aparezcan niños, nieve, encuentros familiares, árbol, luces o regalos. Estamos en Navidad y tenemos que jugar con sus elementos, el reto no es olvidarnos de ellos, el reto es integrarlos y hacer algo único que nos sorprenda.

Y para terminar, queridos Reyes Magos, os pido más optimismo, más innovación, más positividad, más atrevimiento, más creatividad.

Comencemos el año con buen Branding!

 

Marta López. Copywriter.

Fuentes:

– Imagen destacada: http://www.garrisonhouseephemera.com/

Escrito por bang, 18-12-2014
© Bang! Branding. Todos los derechos reservados.